Cómo limpiar las bayetas

Las bayetas son un gran foco de bacterias, ya que tan pronto limpiamos con ellas la encimera de la cocina como una cacerola. Por ese motivo, es conveniente siempre tenerlas lo más limpias posibles. Hoy en Senesant 2000 te vamos a explicar cómo hacerlo. Aquí van algunos consejos:

  1. Es muy aconsejable que tengamos una bayeta/paño para cada cosa. Es decir, es recomendable usar la misma bayeta para secar la vajilla exclusivamente; otra para limpiar la encimera; otra para los restos de comida; por supuesto otra para los baños, etc.
  2. Lavavajillas y lavadora. Las esponjas y bayetas pueden lavarse tanto en un sitio como en el otro y conseguir una limpieza más profunda. En el caso de que estén demasiado sucias, enjuágalas bien antes. Aprovecha las coladas de las toallas, y no las laves con el resto de la ropa. Un truco es añadir un chorrito de vinagre en el detergente, de esta manera conseguirás un resultado espectacular. Por último, tiéndelas y deja que se sequen bien.
  3. Lo ideal sería lavar todos estos trapos una vez a la semana. Otro método es dejarlos en remojo. En agua templada y con un chorrito de lejía y otro del suavizante de ropa déjalas reposar al menos una hora. Después enjuágalas y tiéndelas. Si tienen mucha grasa, añade unas gotas de limón al agua.
  4. Por último, otra opción es meter las bayetas en un cazo con agua hirviendo. Con una cucharada de detergente y dejándolo unos cinco minutos, también es un buen método para limpiar estos útiles. Tras esto y sin quemarte, acláralas con abundante agua y ponlas a secar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.