Todo lo que debe saber sobre la limpieza y el mantenimiento de ventanas hechas de PVC

Tanto si va a hacer una reforma en casa como si acaba de comprar un piso, habrá recibido información de todo tipo sobre los mejores materiales para llevar a cabo la obra. Las ventanas de PVC son una opción muy segura y en auge porque tiene un mantenimiento muy sencillo. El policloruro de vinilo es un material de gran rendimiento y una calidad muy alta.

Además, al ser un derivado del plástico, resulta muy flexible, resistente y fuerte. También tiene un alto valor energético y se ha puesto muy de moda en la fabricación de ventanas, ya que sus colores pueden ser muy dinámicos.

Gracias, precisamente, a esa resistencia tiene una vida útil muy prolongada en el tiempo y son mucho más seguras que las ventanas de otros materiales. También cuentan con unos refuerzos de acero en la parte de dentro y tres hojas de vidrio, por lo que es imposible que desde fuera puedan hacerle ningún daño.

Las ventanas de PVC también protegen el interior del polvo, la lluvia o el sol fuerte y su limpieza no resulta demasiado complicada. Por dentro, se puede pasar un pincel por las juntas de goma y se engrasan con un lápiz de silicona.

Por fuera, tan solo se necesita un paño de tacto suave que esté humedecido con algún producto como el detergente normal y algo de agua.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.