Un truco para proteger la mopa y que nos dure mucho más tiempo

Las mopas son el producto ideal para eliminar la suciedad en grandes suelos, su función es la de eliminar el polvo y la suciedad. En el caso de que el suelo contenga barro o piedras, no es recomendable el uso de mopas puesto que no son capaces de eliminarlos y además pueden rayar la superficie. En dichas situaciones lo ideal es pasar una escoba o aspiradora.

Otra función de las mopas es la de limpiar los rincones altos de los techos a los que cuesta mucho llegar y están llenos de polvo y suciedad. Eso si, antes de pasar la mopa por el techo debes asegurarte de que este limpia, para no dejar manchas en las paredes.

La mopa es, sin duda, uno de los mejores aliados con los que contamos para ayudarnos en la limpieza del hogar. Sin embargo, suele ser frecuente que tras unos pocos días de uso se vaya ennegreciendo, incluso aunque usemos un protector.

Esa especie de capa grasa hace que la eficacia de la mopa disminuya. Y, lo que es peor, que los suelos de madera o tarima acaben quedando opacos y resbaladizos

Conociendo cuál es el motivo por el que aparece esa mancha, podremos actuar para evitarlo. Ese oscurecimiento es producto de la descomposición de los productos con los que rociamos la mopa para que limpie mejor. Otras veces, es porque no se lava la mopa con la frecuencia necesaria.

Así que, cuando vayas a estrenar una mopa nueva, dediques tan solo 30 segundos a prepararla para impedir que surja la mancha oscura. Solo necesitas una bolsa de basura grande, cinta adhesiva y la gasa protectora que uses habitualmente.

Tendrás que desplegar la bolsa de basura, poner la mopa encima y envolverla completamente con la bolsa. Después, se cierra herméticamente usando la cinta. El último paso es envolver una capa más, esta vez usando la gasa de mopa. También cerraremos utilizando la cinta adhesiva.

Con esta acción tan sencilla, conseguimos impermeabilizar nuestra mopa y aumentar su eficacia y tiempo de vida útil. Evitamos que el spray que aplicamos a la mopa se oxide y acabe por ensuciarla. Merece la pena si no queremos estar comprando una nueva cada pocas semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.