Cómo conservar y lavar un buen edredón

Empezando la época de frío, ya empezamos a sacar las prendas de abrigo y también los nórdicos y edredones para nuestras camas.

Hoy en Senesant 2000 os explicaremos cómo conservar y limpiar los edredones tras pasar el verano guardados.

Lo primero de todo a la hora de adquirir un edredón es conocer los tipos de edredones dependiendo de su gramaje. Este determinará el calor que dará.

Un aspecto muy importante para la conservación de el edredón es la elección de una buena funda, la cual impedirá que las fibras o el plumón salgan de este así como una mejor conservación y longevidad del mismo.

¿Cómo lavar un edredón?

Por lo general, para obtener una limpieza más uniforme y no dañar el edredón, es aconsejable llevar el edredón en alguna tienda de servicios de limpieza especializada, dado que cuanto mayor sea el tamaño de la lavadora más holgado quedará el edredón. No obstante también se puede lavar en una lavadora convencional de cada hogar, pero los resultados no serán los mismos, y con el tiempo tú edredón acabará deteriorándose.

Los productos que se emplean para su limpieza también han de ser más específicos para poder conseguir un resultado excelente y poder conservarlo durante mucho tiempo en las mejores condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.