Cómo eliminar el moho del baño y blanquear las juntas

Hoy desde Senesant 2000 os traemos unos sencillos trucos sobre cómo limpiar el moho del baño y blanquear las juntas que unen los azulejos a la bañera, la ducha o la mampara puede ser complicado. Si las juntas son las que sellan la bañera a la pared, o la mampara o el plato de la ducha a la pared o al suelo, suelen ser de silicona. Normalmente son de una silicona especial antimoho, pero a veces nos instalan silicona normal. En otras ocasiones, el moho se acumula simplemente porque tienen ya muchos años.
Mantener estas juntas de silicona en perfecto estado, es imprescindible. Son las que evitan que el agua chorree, se salga y nos moje todo el cuarto de baño. Puede parecer complicado limpiarlas, pero es mucho más sencillo de lo que te puedas imaginar.

Las otras juntas que suelen acumular gran cantidad de moho y se ponen negras, son las de los azulejos. Tanto de la pared, como las de las losas del suelo.

También podemos ver el moho inconfundible en cualquier rincón de difícil acceso. Los rieles de la mampara de la ducha, tan complicados de limpiar cuando no sabes cómo hacerlo.

Con el tiempo y la humedad, a las juntas se les va acumulando una capa negra de moho. Este moho negro, se acumula en todos los rincones de difícil acceso.

 

La forma más sencilla y económica de limpiar el moho del baño blanquear las juntas

Para limpiar el moho del baño, de las juntas de silicona, lo mejor es poner en práctica el siguiente sistema:

Se necesita:

  • Papel higiénico
  • Algodón
  • Pinzas o un palillo
  • Guantes
  • Lejia (mejor que sea densa)

Procedimiento. Cómo limpiar moho del baño blanquear las juntas:

Coloca una tira de papel higienico, que cubra por completo la línea que hace falta limpiar. Seguramente necesites varias tiras. En las zonas particularmente complicadas (esquinas de difícil acceso, guías estrechas de la mampara… en lugar de papel, utiliza algodón.

Empapa con la lejía la tira de papel y las bolas de algodón que has colocado. Procura que todas las zonas sucias queden bien cubiertas con el papel o algodón bien mojado en la lejía.

Deja reposar toda la noche. Por la mañana, recoge el papel con los guantes puestos, para no tocar con las manos la lejía. Tíralo a la basura o al inodoro. El algodón retíralo con la ayuda del palillo y échalo a la basura. No tires el algodón al inodoro, porque podría atascarse y provocar una avería.

Repasa con un cepillo la tira que se acaba de blanquear. Eliminarás los restos y reforzarás el efecto de la lejía, que ha matado al moho. Aclara bien con agua limpia, y seca con una bayeta, como haces cuando limpias normalmente.

Repite este proceso, cada vez que sea necesario. Como ves, es muy sencillo limpiar moho del baño blanquear las juntas. Cuando lo pruebes, comprobarás lo fácil que resulta hacerlo y nunca más tendrás esas feas marcas negras. Tu cuarto de baño lucirá siempre perfectamente limpio y blanqueado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.